miércoles, junio 15, 2005

TELEFONÍA CONDENSADA

12:18 a. m.

Usted tiene un mensaje recibido.
Mensaje recibido ayer a las 20:18 p. m.


“Hola Argenteus, nada más hablaba para… … para decirte que… …que descanses y que pases buena noche. Nos vemos mañana, cuídate mucho… …adiós.”

Sonríes, no sabes por qué, pero lo intuyes. Entonces te diriges al cuarto de estar, enciendes el mounstro digital y comienzas a teclear tus ideas, haz olvidado la tinta y el papel, y ahora trabajas con bits y píxeles. Recuerdas algunas formas difusas, del sueño de anteanoche: la belleza destrozada del cielo, la funcionalidad quebrantada del sistema nervioso del vagabundo… …la lucha del ser que amas por conservar la cordura en un mundo de vacuidad y felicidad vana e intentas asirte a lo poco de lucidez que te queda, pero eso es también parte del recuerdo parte del sueño, parte de las formas difusas del recuerdo del sueño de anteanoche cuando en realidad estabas ebrio de amor, sexo, alcohol y aceleradores motrices, entonces te percatas de que en realidad la purititita verdad es que estas alucinando otra ves.. … que crees que escribes, que crees que creas, que crees que estas vivo y sientes unas nauseas inmensas, grandes, grandotototas y vomitas; vomitas un cocido de senos y trasero, un caldo de ideas podridas e inventadas por la estupida sociedad manipuladora, un vomito lleno de dulces, peluches y CD’s baratos, terminas de vomitar y paladeas el sabor de la resaca, un sabor amargo y triste y solo muy solo, bueno casi, lo único que te acompaña es…

Para volver a escuchar el mensaje.
Marque 1.


Noami. (Dulces Mulleris Meus) Escuché tu mensaje, eran las 12:18 a. m. no me atreví a responder la llamada entonces, por eso escribo estas palabras, porque alegraste la llegada a mi solitaria casa, escuchar tu dulce voz me agrado de veras, de verdad que si. No lo esperaba, pero intuyo porque lo haces, lo intuyo por la entonación de tu voz, en los puntos suspensivos, en las comas y en los puntos que usaste para expresar lo que expresaste…

(Te cuento algo de lo que hago mientras escribo. Escucho una canción que se repite infinitamente, infinitamente porque el disco esta rayado, es un acetato de 33 revoluciones por minuto, la canción es “A litle less conversation” entonada rítmica y vigorosamente por el Rey Elvis Prestley. Se ha repetido desde el comienzo de este texto y ya casi me aturde)

…y lo expresaste muy bien. Gracias por preocuparte por mí aunque sea un poco, es más que suficiente, ¡Oh Alá! Que me mira, sabe que es verdad, gracias.

Para guardar el mensaje.
Marque 2.

Puedes sentir como mi respiración es profunda y rítmica, puedes posar tu mano sobre la mía y sentir que estoy vivo, puedes pensar que te encuentras muy bien. Yo simplemente, no estoy ahí. Me disperso como el polvo en el aire y luego me concentro en algún estante y me arrincono en libros que ya nadie nunca leerá y vuelvo a dispersarme, empero esta vez el aire me lleva al vaho del sol y me esfuma en quien sabe donde y en quien sabe por qué.

Para Borrar el mensaje.
Marque 3.

3


Mensaje borrado.
No hay más mensajes.

Comments:
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
 
Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?


Estadisticas de visitas
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.